"YO, OPINO.
¿Y USTED...?

Editorial de
D. Santiago Vázquez (padre)


(25 de marzo de 2011)

 

 
   


"EL MUNDO, HOY"
 

Se abre esta nueva Sección con un objetivo claro: conocer lo que opina la sociedad, usted, sobre los temas más diversos, no sólo del presente, sino del pasado y del futuro.

                                      En este primer encuentro con miles y miles de personas (hombres, mujeres, adolescentes e incluso niños), es mi intención proponerles esta cuestión que considero fundamental en nuestro diario vivir: “¿CREEN UDS. QUE LOS VALORES HUMANOS DE LA SOCIEDAD ACTUAL (de cualquier país, no sólo de España) HAN ENTRADO EN UNA ESPIRAL (sin vuelta atrás) DE MATERIALISMO, AMBICIÓN E INSENSIBILIDAD CAPACES DE DESTRUIR TODO SENTIMIENTO Y PENSAMIENTO DONDE LO ESPIRITUAL, LO TRASCENDENTE, QUEDAN RELEGADOS Y OLVIDADOS HASTA CONVERTIRNOS EN “ROBOTS” INCAPACES DE SENTIR, DE AMAR, DE SUFRIR, DE BUSCAR LA VERDADERA FELICIDAD, LA PAZ, CON TODOS Y, SOBRE TODO, CON NOSOTROS MISMOS?”

                                      El mundo –y con él los seres humanos que lo poblamos- anda convulso y, me atrevería a decir, a la deriva y sin puerto seguro. Sólo hay que mirar el televisor, escuchar las noticias, ojear la Prensa, pegar el oído a la Radio, abrir las ventanas a ese mundo que destruimos poco a poco, para tener la certeza de que el final del tiempo que nos anunciaron los Mayas no está muy lejano. ¿Será el Apocalipsis que refiere San Juan? No lo creo. Pienso, más bien, en la señal, última y definitiva, del Creador (llámese Dios, Alá, Inti-Sol de los Incas, o la trinidad de Brahma, Siva y Vishnú, etc) de que nuestro tiempo se está acabando y que debemos prepararnos (ver mi libro sobre el Imperio Inca) para ser los escogidos en una población diezmada (muertes, hambrunas, plagas, enfermedades, destrucción), que entrará con el Sexto Sol, allá por el 2050 o década de los sesenta, según Newton.

                                      Echemos una mirada al mapa actual del Mundo: tsunamis y terremotos que llevan el luto y la muerte a Japón; destrucción de Haití; un niño muere cada segundo en nuestro planeta; millones de ellos no llegarán a los cinco años de edad; países enfrentados bélicamente a otros; la pobreza es una dramática realidad en millones de hogares en el mundo; el paro aumenta y hay familias enteras que viven sin trabajo; el maltrato es ostensible en familias, y esa agresividad (amén de los asesinatos, violaciones, etc, que vemos en la Televisión) ha sido heredada por nuestros hijos y nietos (siempre hay excepciones) y la violencia es ostensible sustituta de la amistad, de la concordia y el respeto.

                                      Y sin esto no puede haber AMOR, ni PAZ, ni sensibilidad, sólo odios, encono y degradación de la familia (sostén de la sociedad) y de esta misma sociedad, que incluso a la que el dolor, el daño e incluso la muerte de los demás, no hacen mella en su endurecido corazón.

                                      Un CORAZÓN sin esperanza.

                                      “Quitar al hombre la esperanza y haréis de él un animal de presa”.

                                      Y al paso que vamos, el mundo se está alejando de la ESPERANZA. ¿Qué nos espera si esto sucede definitivamente? Que el año 2050 o el 2060 no tardará en llegar, tras el “aviso” que nos legaron los Mayas para el 2012.

                                      Espero sus opiniones. 

                                      Con mi gratitud,

                                      SANTIAGO VÁZQUEZ, padre
                                      (Periodista y Escritor)
 



© Santiago Vázquez