"Don Misterio"


(27 de febrero de 2006)
 

A finales de junio de 2005, un serio problema con nuestro servidor nos obligaba a "ausentarnos" temporalmente de la Red.

Durante todos estos meses les he recordado mucho a todos ustedes, nuestros queridos seguidores que, desde abril de 2003 (fecha en la que se inauguró oficialmente nuestra Página Web), nos han visitado con frecuencia y, por supuesto, de todos aquellos que diariamente nos conocen por primera vez.
Nuestras
últimas estadísticas nos indicaban que este sitio web iba viento en popa. En el período comprendido entre el 29 de junio de 2004 y el 23 de junio de 2005
(período en el que no tuvimos el programa en antena), recibimos 221.630 visitas y 517.451 páginas visitadas. Estamos modestamente satisfechos con estos datos, aunque, como es lógico, siempre aspiramos a más. Gracias a todos.

Y aquí estamos de nuevo, después de siete meses de ausencia en Internet. Regresamos con la Web totalmente reestructurada y con nuevos contenidos.
Esperamos que sean de su agrado.

Han sucedido muchas cosas durante estos meses y, en más de una ocasión, he echado mucho de menos no haberme podido comunicar con tantos seguidores de nuestro trabajo mediante masalladelarealidad.com

Han sido meses duros, para qué vamos a negarlo. El verano de 2005 vino muy cargado de trabajo en la Radio.

Durante los meses de agosto y septiembre tuve la suerte de trabajar, como subdirector, bajo las órdenes de D. Santiago Vázquez (padre) en "Un mundo para ti", programa de Radio Intercontinental que se emitió diariamente, de lunes a viernes, de 23:30 a 1 horas. Fueron dos meses de mucho trabajo, pero mereció la pena. Sólo por el hecho de compartir micrófono con un maestro de la comunicación como es D. Santiago, considero muy bien empleado el tiempo dedicado a "Un mundo para ti". Ya trabajé para mi padre en 1992, también en la Inter, en "Dos en la madrugada", el magazine nocturno de dicha emisora. Les aseguro que "el jefe", como yo le llamo cariñosamente en ocasiones, es muy exigente ante cámaras de TV y micrófonos (siempre lo ha sido), y, por esa razón, he aprendido muchas cosas trabajando junto a él. ¡Pobre de aquel que sienta que ya no le queda nada por aprender! En esta profesión siempre se está aprendiendo, es un continuo acto de perfeccionamiento que nunca termina. No sé si volveré a tener la oportunidad de trabajar bajo las órdenes de mi padre, así que doy gracias a Dios por haberme hecho este regalo en forma de Programa de Radio junto a él.

En julio de 2005 se me encargó la dirección-presentación de "En la medianoche", el programa "estrella" en las noches de los sábados. El espacio, que logró una gran audiencia, estaba centrado en los Enigmas y Misterios, los temas que tratamos en nuestra Página Web, y que han sido y son gran parte de mi vida.

El "encargo" que se me hizo desde Radio Intercontinental fue, en principio, sólo para los meses de verano y he de decir que también con este programa disfruté mucho.
Merece una mención especial mi amigo y compañero Alejandro Coello, quien durante esos meses de ajetreos y sofocante calor estuvo siempre a mi lado. Aún recuerdo con cierta nostalgia, querido Alejandro, nuestros momentos "andamio"... Sé que él me entenderá y, quizás, algún día se lo cuente a todos ustedes. Gracias por todo, querido Alejandro.

Finalizados "Un mundo para ti" y "En la medianoche", y yo seguí con mis tareas en la Inter. Continué haciendo, porque soy un enamorado de la Radio (también de la Televisión), mis tres programas:

El 8 de enero de 2006 dejé de colaborar en Radio Intercontinental. Una serie de circunstancias propiciaron que ese 8 de enero emitiéramos nuestro último "Más allá de la realidad" (en su Cuarta Etapa). Hice mis maletas -radiofónicamente hablando- y me dirigí a otras "latitudes". Había llegado el momento de "emigrar" hacia otros destinos profesionales donde, quizás, nuestra labor fuese valorada como, realmente, se merecía. No obstante, agradezco a la Dirección de dicha emisora la confianza depositada en mi persona y, cómo no, un recuerdo muy especial para todos mis entrañables compañeros a los que nunca olvidaré. Gracias a todos.

Hace no demasiado tiempo, le pregunté a mi hermano Fernando: "¿Tú sabes qué es lo que "mueve" al ser humano?" Él me contesto: "Supongo que el Amor o, quizás, el dinero". "Yo creo -le dije- que es la Ilusión, que nos hace superar los más difíciles obstáculos y las más críticas situaciones". Todos tenemos ilusiones que nos ayudan a seguir viviendo sin decaer, que nos hacen ver la vida desde otra perspectiva. Si matamos nuestras ilusiones, nos estamos matando a nosotros mismos, estamos matando nuestra propia vida. Y de Ilusión les hablaré a continuación.

En noviembre de 2005 me llevé una gran alegría. ¡El Misterio volvía, esta vez más en serio que nunca, a la pequeña pantalla!
Cada domingo, a partir de las 22:40 horas y a través de Cuatro TV, se inauguraba "Cuarto Milenio", un programa dirigido y presentado por ese gran periodista y magnífica persona que es Iker Jiménez.
Iker, con Carmen Porter como subdirectora y con todo su equipo de profesionales, abordan el Misterio en Televisión como siempre se debería haber hecho en este país: con seriedad, rigor y credibilidad.
En "Milenio 3" (viernes de 1:30 a 3 y sábados de 1 a 3 horas) y a través de la Cadena SER (programa al que tengo el gran honor de haberme incorporado recientemente realizando una Sección que dedicamos a la Parapsicología en su estado más puro y que se emite cada sábado), Iker y Carmen ya nos tenían acostumbrados a abordar todos estos temas con el mayor rigor, pero lo de "Cuarto Milenio" es la guinda de un maravilloso pastel del Misterio.

Le doy la enhorabuena -y también las gracias de corazón- a mi amigo y compañero Iker Jiménez y a todo el equipo de "Cuarto Milenio" por haberle devuelto al Misterio lo que otros "personajillos" le habían robado. Todos sabemos las "chapuzas" que se han hecho en Televisión con estos "nuestros queridos temas", tratándolos, en la mayor parte de los casos y salvo excepciones muy contadas, entre mofas y burlas, ridiculizándolos, presentándolos ante la audiencia como algo digno de risa, poco o nada creíbles.

"Cuarto Milenio" está demostrando en Televisión que al Misterio hay que llamarle de Usted, mirarle con sumo respeto y saludarle con un "Buenas noches, Don Misterio".

Y es que quien, verdaderamente, conoce estos asuntos, al menos superficialmente, jamás se reirá ni se burlará de ellos porque sabe que con ellos no cabe la risotada.
Los auténticos investigadores del Misterio saben que éste existe en verdad, que los fenómenos paranormales son una absoluta realidad, como así se ha demostrado en numerosos Institutos y Centros adscritos a Universidades por todo el Mundo, que los hechos inexplicados se vienen produciendo desde hace muchísimos años... El mundo del Misterio está de enhorabuena.

Y es que, como decía el sabio, "la ignorancia es atrevida". Cuando se desconoce un tema es mejor callarse y no hablar con desconocimiento y, mucho menos, burlarse y reírse de lo que es, desde hace décadas, una realidad, ya que muchos fenómenos paranormales han sido constatados en laboratorio. De este asunto ya hablaremos en otro Editorial.

Afortunadamente, y con el esfuerzo de todos aquellos que nos dedicamos profesionalmente al estudio y divulgación de todos estos temas desde hace años, el Misterio va ocupando el puesto que siempre ha merecido.

Brindo hoy, especialmente, por "Cuarto Milenio", también por todos los investigadores serios y por todos los divulgadores honestos del Misterio (sean conocidos o no), brindo, en definitiva, por todos aquellos que buscan la Verdad por encima de todo.

Abramos bien los ojos porque vivimos tiempos muy difíciles... y lo que te rondaré, morena...

"Buenas noches, Don Misterio. Mis respetos"...


                                                             
                                                               Santiago Vázquez


Madrid, a 27 de febrero de 2006




© Santiago Vázquez